Fernando Villalona en el palacio de justicia de Santiago: “vine a tomar café”.